Solomillo de Cerdo en Salsa de Tomate

 

Solomillo con tomate

El solomillo de cerdo siempre ha sido el gran desconocido de la cocina. Alimento sano donde los haya (contiene la mitad de grasas que una pechuga de pollo) y con alto contenido en grasas insaturadas y alto predominio de ácidos grasos monoinsaturados, que son los responsables del colesterol “bueno”.

Propiedades

Por su alto contenido en vitamina B1, el consumo del solomillo de cerdo, ayuda a superar el estrés y la depresión. Los alimentos ricos en vitamina B1 o tiamina, como esta carne son muy recomendables en periodos de embarazo o lactancia y también después de operaciones o durante periodos de convalecencia, debido a que en estos periodos hay un mayor desgaste de esta vitamina.

El alto contenido de vitamina B3 del solomillo de cerdo, hace que sea un alimento beneficioso para el sistema circulatorio. Además, la vitamina B3 o niacina puede ayudar a reducir el colesterol. Por su alto contenido en vitamina B3, esta carne es recomendable para combatir enfermedades como la diabetes, la artritis o el tinnitus.

Ingredientes:

1 Solomillo de cerdo de unos 750 g.

1 Kg. de tomate natural triturado

3 Dientes de ajo

2 Cebollas medianas

3 Cucharadas de aceite de oliva virgen extra.

2 Cucharaditas de azúcar

Una pizca de tomillo, sal, pimienta molida y colorante alimentario (Opcional)

Preparación:

En una sartén amplia con el aceite a fuego medio salteamos los ajos troceados muy pequeños, cuanto apenas doren incorporamos la cebolla cortada en trocitos pequeños, le ponemos sal y la pochamos, hasta que este transparente. Cortamos el solomillo en trozos medianos y lo añadimos a la sartén, salpimentamos, le ponemos una pizca de tomillo seco o fresco y cuando este sellada la carne le añadimos el tomate, le ponemos el azúcar y una pizca de sal,  dejamos cocinar tapado y a fuego medio durante 30 minutos removiendo de cuando en cuando, a los 15 minutos le podemos poner el colorante alimentario (Opcional), y listo para comer.

Cómo hacer una Barbacoa

Como hacer una barbacoa

La barbacoa, además de ser un éxito de los 80 ¿o será de los 90?, es el evento por excelencia desde la primavera hasta bien entrado el otoño, pasando a ser incluso el “evento ” más transversal ; hasta los más top se apuntan a una barbacoa donde se anuncie una buena materia prima. Sin duda la cultura americana ha ayudado a popularizar “les torraes” de toda la vida en formato más “hogareño”. ¿Quién no se acuerda de ese fuego en el monte (cuando había más permisividad o inconsciencia) con leña recogida en los alrededores en perfecta comunión con el entorno?. Ahora obviamente es imposible mientras no exista una cultura de respeto al Medio Ambiente e y desaparezcan los intereses oscuros. Pero eso es motivo de otro post. Sigue leyendo

El cocinado de la Carne

La mejor forma de cocinar las piezas de carne son aplicando el aceite directamente sobre las mismas, o bien pintándolas con un pincel. De otro modo el aceite que no está en contacto con la carne se quema y puede impregnar con su olor a la carne, disminuyendo la experiencia de degustar un buen corte.

El mismo consejo podemos utilizar para las hamburguesas y embutido, permitiendo de este modo utilizar el aceite justo y contaminaciones de sabores.Aconsejamos nuestro aceite Peña Ramino, primer premio de aceites de la Comunitat Valenciana 2013.

Otros modos de cocinado pueden ser utilizando una nuez de margarina, como en los países de cultura anglosajona. Pero sin duda este tipo de cocinado no se adapta muy bien a nuestra dieta mediterránea, ¿no creéis?

Sin duda un buen aceite potencian el sabor de nuestras carnes, sobre todo si las mismas son bajas en grasas, como el pollo, lomo y solomillo de porcino y la ternera añeja del Pirineo. Otras piezas como buey -marca comercial del vacuno mayor- y magro de cerdo contienen grasas infiltradas que pueden cocinarse con una mínima porción de aceite -apenas 3 o 4 gotas-

¿Por qué a veces hay que esperar en nuestras carnicerías?

¿Te has dado cuenta que algunas veces no se tiene la pieza de carne exacta que se desea o debes esperar unos minutos para que se despiece? Eso es debido a que la carne se conserva mucho mejor con todas sus propiedades dentro de su “envase natural” que es la canal entera. La carne se oxida (se estropea) más cuanta más superficie está en contacto con la atmósfera. Por eso muchas cadenas de distribución han vuelto al corte ante el cliente. Pese a que la pieza esté separada horas de su canal y en contacto con la atmósfera, siempre se oxidará menos que ya cortada en filetes o trozos.