Como hacer una Barbacoa (I)

Barbacoa

Ahora cuando acabe el calor más asfixiante apetecerá realizar actividades al aire libre, y una de las más importantes y más socializadora sin duda es la barbacoa, torrà, torrada, asado o cualquier otro nombre que simplemente significa colocar piezas de carne, verduras y/o pescado sobre brasas para su cocinado mientras se degusta una cerveza fría, vino o refresco. Simplemente? No. Existe toda una liturgia que desgranaremos en unos cuantos artículos durante este verano. Como todo puede seguirse a rajatabla o coger algunos consejos.

Qué barbacoa elegir?

Tenemos abiertas y cerradas. Las cerradas nos pueden servir para funcionar como hornos y sofisticar aún más nuestros platos. Pero si nuestro objetivo es asar unas pocas piezas a la semana nos servirá una pequeña y abierta.

Las cerradas pueden ser fijas o portátiles, con orificios inferiores que absorben el oxígeno, creando corrientes en el interior que dan el característico sabor ahumado a las piezas, para posteriormente salir por los orificios superiores. La cubierta funciona como un horno de convección y permite el cocinado por dos fuentes a la vez. Ideal para aves enteras, piezas enteras o incluso jamones. Pueden ser de gas o carbón vegetal.

Las abiertas son las indicadas para el cocinado de embutido, filetes o chuletas. Pueden ser también a carbón o a gas. Son generalmente móviles, con compartimentos incluso para almacenar, etc.

Las barbacoas fijas son generlamente de carbón o madera. Pueden ser tan grandes como uno quiera y también puede aprovecharse para las paellas y otros cocinados tan de “la terra”. La inversión es importante, pero si la frecuencia de uso es alta, desde luego se amortiza tanto de modo tangible como intangiblemente por los momentos que genera.

 Utensilios

Antes de ponerse manos a la obra, dependiendo del nivel de complejidad y gurismo que queramos dar a la barbacoa, desde el nivel “tira la carne en la parrilla y cuando se queme la sacamos” hasta el máximo “ceremonia del té a la española”, necesitaremos tener a mano ciertos utensilios (de mayor a menor necesidad):

  • Pinzas
  • Cerillas o mechero
  • Guantes para evitar quemaduras
  • Bandejas desechables de aluminio o platos de loza (cuidado con los de plástico)
  • Espetones de madera o metal
  • Cepillo de alambre
  • Brocha para untar
  • Termómetro de carne

podríamos poner antes que nada la cerveza o copa de vino, pero era redundante

En próximas entradas hablaremos del combustible ideal para cada tipo de corte, así como la preparación, limpieza y consejos de cocinado.

Vayan preparando el jardín!

Deja un comentario