Archivo de la categoría: Consejos

Hamburguesa sin conservantes, casera y artesana

Nuevas Hamburguesas Caseras Sin Conservantes Artificiales

¿Conoces nuestras nuevas hamburguesas caseras sin conservantes artificiales?

¡Por fin lo hemos conseguido! Tras varios meses de pruebas, reuniones con proveedores y muchas hamburguesas probadas, hemos conseguido por fin que nuestras hamburguesas sin conservantes artificiales estén a tu disposición. Pero, ¿qué diferencia hay respecto a las hamburguesas caseras tradicionales?

Hamburguesas Caseras vs. Hamburguesas Industriales

Nuestras hamburguesas caseras y artesanas ya eran de por sí saludables, y así lo hemos proclamado siempre, frente a las hamburguesas industriales que puedes encontrar en el 99% de las superficies comerciales. Incluso  tristemente en la mayoría de las tiendas especializadas. El contar con el menor personal posible para reducir costes y externalizar la producción para evitar trabajos con mucha presencia humana ha empujado a muchas tiendas especializadas a sucumbir ante los cantos de sirena de los innumerables asesores comerciales de las empresas de alimentación industrial, que aseguraban más ganancias, menos molestias y “enfocarse en la venta y recomendación al cliente”. Además evitabas las injerencias, visitas y análisis de los inspectores sanitarios. Así podemos encontrar hamburguesas que malnutren con bajas proporciones de proteínas, vitamina B y los elementos abundantes  en la carnes (zinc, yodo, fósforo, selenio), además de contar con pan, soja, fécula de patata, y cualquier añadido que permita aumentar peso y volumen a bajo precio (agua, grasas, etc.). En cambio nuestras hamburguesas presentan un 100% de carne y sólo carne, por lo que estás adquiriendo un 100% de vitamina B, de zinc, de selenio, etc.

Y ahora además conservante con vitamina C

Pero en nuestro afán por buscar una alimentación sana y natural, cuya obtención es cada vez más complicada por la dictadura de la oferta que imponen las grandes superficies y la industria alimentaria actual, hemos podido lograr un objetivo que teníamos marcado desde hace años. Hemos conseguido un conservante que no altera el sabor, protege al máximo el producto, mantiene intacto su aspecto y además es natural e inocuo: el ascorbato sódico. Éste producto se extrae de frutas (de hecho se encuentra de modo natural en ellas) y en concreto del ácido ascórbico, con alto contenido en vitamina C.

Si, tal como dicen por ahí, somos lo que comemos, cuídate y elimina lo que las grandes marcas quieren que consuma. Empieza con nuestras hamburguesas caseras naturales y sabrás de inmediato lo que es una vivir una experiencia única, sana y con un sabor que te enganchará…

Longaniza casera artesana

¿Por qué debo comprar longaniza casera artesanal?

Por qué comprar longaniza casera artesana

Muchas veces las prisas nos obligan a comprar lo primero que encontramos en un supermercado o tienda de conveniencia, sacrificando calidad y salud a cambio de 15 minutos de tiempo…que pueden significar mucho. En nuestro caso concreto ¿qué diferencia el embutido “fresco” comprado en estas superficies respecto a nuestra longaniza casera artesana, por poner un ejemplo?

Los ingredientes del embutido casero

Nuestros ingredientes son 100% naturales, si exceptuamos conservantes necesarios para evitar enfermedades más graves como el botulismo. Así podemos encontrar auténtico cerdo Duroc proveniente de granjas de proximidad, adobado con especias naturales compradas a PYMES valencianas en su mayoría.

¿Qué encontramos en el embutido comprado en grandes superficies? En un caso real analizado hemos encontrado un 73% de carne. Entonces…¿qué compone el 27% restante?

Nuestra sorpresa ha sido leer en las correspondientes etiquetas de producto desde agua a fibras vegetales ¿?¿?, pasando por aceites también vegetales ¿palma? o maíz. ¿Por qué se le añade este tipo de aditivos a un producto teóricamente fresco y que por tanto da a entender que no es ultraprocesado?.

La explicación más extendida es que el maíz, el aceite de palma y el resto de fibras vegetales permite “aglomerar” la carne y que ésta por tanto ofrezca un aspecto más compacto. Pero, ¿es necesario este aspecto compacto si el producto está embutido en tripa? Todo nos hace pensar que una tripa de mala calidad pudiera ofrecer un aspecto con rugosidades y poco brillante en el producto si no se compacta y aglomera de modo eficiente el producto que figura en su interior, y por tanto poco atractivo al comprador.

¿Y por qué no utilizar una tripa animal de mejor calidad? Como siempre el coste impera y un producto de bajo precio y por tanto de bajo margen no permite “exquisiteces” a la hora de producir dicho producto, por lo que sus propiedades deben ser sustituidas por alternativas menos costosas.

¿Y el agua?

Hay un refrán popular que dice que todo producto que se trabaja con agua es garantía de grandes ganancias. De momento el agua es relativamente barata (si es de baja calidad). Si además se añade a fibras vegetales que retengan dicha agua obtenemos un mayor peso a coste prácticamente cero. ¿Y si escurrimos esta agua? Pues posiblemente pagaríamos lo mismo por un kg de carne escurrida que por un kg de longaniza casera artesana, y en este último caso además con una gran diferencia en calidad y mucho más saludable.

¿Sigues pensando que no vale la pena sacrificar 10 o 15 minutos más en tu compra semanal?

Foto rústica de hamburguesa casera artesana de ternera

Como cocinar la hamburguesa casera artesana perfecta

Te enseñamos a cocinar la hamburguesa casera perfecta en 10 segundos

Ya has comprado tu hamburguesa artesana casera en nuestra tienda física o en la Tienda Online y la tienes delante de ti: tierna, jugosa y con ese color vivo que te está pidiendo que la cocines, la acompañes de guarnición (o no) y la arropes con su queso cheddar, su lechuga, su tomate y su pan casero o mollete. O quizá, si es una de nuestras variedades, directamente la comas al plato con cuchillo y tenedor. Pero una vez la tienes en el plato ¡o está cruda por dentro o está quemada por fuera! ¿Quieres saber como cocinar la hamburguesa casera artesana a la perfección? Te explicamos cómo.

Seguir leyendo Como cocinar la hamburguesa casera artesana perfecta

Receta: Brochetas de Ternera a la Brasa

Brochetas de ternera

Una vez hemos aprendido a cocinar a la brasa (aquí), (aquí) y (aquí), tenemos que ponerlo en práctica, ¿no?

Una receta que dejará con la boca abierta a tus comensales y muy económica son las brochetas de ternera.

 

Seguir leyendo Receta: Brochetas de Ternera a la Brasa

Cómo hacer una Barbacoa (y III)

Ya sabemos cómo cocinar y los combustibles a utilizar (aquí), del mismo modo qué barbacoa a utilizar y qué utensilios nos harán falta (aquí) Ahora veremos algunos trucos de cocinado así como trucos de ahumado y limpieza

Seguir leyendo Cómo hacer una Barbacoa (y III)

Como hacer una Barbacoa (I)

Barbacoa

Ahora cuando acabe el calor más asfixiante apetecerá realizar actividades al aire libre, y una de las más importantes y más socializadora sin duda es la barbacoa, torrà, torrada, asado o cualquier otro nombre que simplemente significa colocar piezas de carne, verduras y/o pescado sobre brasas para su cocinado mientras se degusta una cerveza fría, vino o refresco. Simplemente? No. Seguir leyendo Como hacer una Barbacoa (I)

El Olivo de Cuatro Patas

“El Olivo de Cuatro Patas”. Así llaman al cerdo por su contenido en grasas saludables, sobre todo si son razas como ibérico y Duroc , que es la utilizada en nuestro obrador para realizar nuestro conocido embutido artesano y hamburguesas, seleccionando las carnes nobles del animal, además de poder comprar al corte las piezas más sabrosas en nuestra tienda física y online.

Tales son sus beneficios que La Mañana de Mariló Montero de La 1 le ha dedicado un apartado (a partir del minuto 27:40) y en este enlace:

http://www.rtve.es/alacarta/videos/la-manana/manana-primera-parte-19-02-15/3004954/

Cómo cocinar una hamburguesa

Burguer barbacoa

Las hamburguesas suelen asociarse injustamente con la comida rápida o basura, pero si se cocinan en casa, eligiendo productos saludables, de calidad, y evitando las salsas, se convertirán en un nutritivo alimento. Nada que ver con las grasientas hamburguesas, cocinadas con aceites de dudosa calidad, que suelen campar por los fast food.

Para cocinar la hamburguesa perfecta, y mucho más saludable que aquellas que normalmente se comen fuera, es preciso tener en cuenta una serie de pautas básicas relacionadas con los ingredientes y la preparación.

Sartén vs. barbacoa

El mejor modo para cocinar una hamburguesa es con la sartén o parrilla eléctrica, pero nunca en la barbacoa. ¿Por qué? Como insiste George Motz, autor del libro y documental Hamburguer America, el jugo que desprende la carne es el mejor potenciador de sabor que puede tener la hamburguesa.

Esta especie de caldo de cocción evita asimismo que se tenga que utilizar una gran cantidad de aceite, pues bastará sólo con impregnar un poco la sartén o la misma pieza de hamburguesa y luego aprovechar el jugo. Si vamos a cocinar varias, este caldo podrá seguir aprovechándose sin necesidad de complementar con demasiado aceite.

Materia prima

La cantidad de grasa en cada hamburguesa no debe superar el 20%, aunque nunca debe ser añadida, sino que debe ser infiltrada en la propia carne, que debe provenir de las piezas de mayor calidad. La grasa aportará el caldo de cocción y potenciará considerablemente el sabor.

El peso ideal de cada hamburguesa debe ser de 150 gramos, a lo sumo 200, pues a partir de esta cantidad será mucho más difícil alcanzar el punto de cocción perfecto de la hamburguesa, según los chefs especializados. Si lo que queremos es cocinar una hamburguesa en su punto, hay que evitar aquellas de un cuarto de kilo, como cada vez ofrecen más hamburgueserías, pues lo normal será que quede poco hecha por dentro y demasiado quemada por fuera.

En lo que respeta a los condimentos, basta con añadir queso, tomate y lechuga. La cebolla no suele formar parte de los chefs que incluyen hamburguesas en sus recetas, pero si vamos a añadirla será mejor no abusar en cantidad. Eso sí, el mejor tomate para acompañar la hamburguesa perfecta debe estar bien maduro y procurar que la lechuga esté lo más fresca posible.

Preparación

El jugo que desprende la buena carne es el mejor potenciador de sabor que puede tener una hamburguesa

Es imprescindible cocinar las hamburguesas con una espátula, para evitar maltratarlas demasiado y evitar que se separe la carne molida. Por ello, cocinarlas a fuego medio-alto y voltearlas sólo una vez es la mejor opción. Con tres minutos por cada lado debería ser suficiente, un poco más si se quieren bien hechas. El queso debe añadirse una vez que se voltee la hamburguesa, en la propia sartén para que se vaya fundiendo.

Conservación antes de cocinar

Es conveniente mantener las hamburguesas en el frigorífico hasta el mismo momento en el que vayan a freírse, pues se trata de una de las pocas carnes que deben cocinarse frías. Esto es porque así el jugo que suelten estará más espeso, evitando que sea demasiado líquido y se acabe recociendo la carne, o haya que extraerlo.