Solomillo a la salsa de Pedro Ximenez

Una receta fácil y altamente nutritiva para estos días donde el frío empieza a entrar poco a poco y que puede servir tanto para una cena como para un plato de diario, sin descartar como plato fuerte en un día de celebración. El solomillo de cerdo no contiene apenas grasas y está indicado tanto para deportistas para crear volumen muscular por su alto valor en proteínas, como en definición, por su valor en creatina que permite ejercicios de alta intensidad con rápida recuperaciónSolomillo a la salsa

Ingredientes

  • 4 solomillos de cerdo (1 por persona).
  • 1 cebolla
  • 1 vaso de caldo de pollo
  • 1 vaso de Pedro Ximenez o en su defecto vino dulce
  • 5 cucharadas de pasas de moscatel (unos 80 gramos)
  • 1 cucharada de harina de trigo
  • aceite de oliva
  • sal y pimienta negra

Preparación

  1. Corta la cebolla       en julianas (a tiras) finas. Ponlas a fuego medio con 8 cucharadas de aceite en una cacerola o cacharro grande (deben caber después los solomillos y la salsa). Deja que se pochen hasta que se pongan transparentes.
  2. Pon las pasas en remojo para que se hidraten
  3. Salpimenta los solomillos de cerdo por los dos lados. A fuego fuerte dóralos en una sarten grande a la que previamente se ha echado tres cucharadas de aceite de oliva. Reserva y mantén la sartén al fuego.
  4. Coge el vino Pedro Ximénez y con mucho cuidado viértelo sobre la sartén donde haz hecho los solomillos . Con un utensilio de madera remueve el vino por la sartén rebañando el fondo. Apaga el fuego y deja la sartén también reservando
  5. Añade a las cebollas una cucharada de harina de trigo y remueve bien con cuidado que no se queme ni pegue la harina al fondo durante unos segundo para que la harina tome color. A continuación vuelca sobre las cebollas el vino Pedro Ximénez de la sartén
  6. Remueve durante un minuto, añade los solomillos y el caldo de pollo caliente. Si no tienes caldo casero usa media pastilla de caldo concentrado con un cuarto de litro de agua
  7. Escurre las pasas y añádelas a la salsa. Deja a fuego fuerte que rompa a hervir la salsa hasta que espese a tu gusto. En una media hora habrá alcanzado una textura cremosa.
  8. Añade sal y pimienta al gusto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *